Las Comunidades Eclesiales de Base del Paraná, se reunieron los días 23 y 24 de febrero, en la ciudad de Apucarana, reafirman su compromiso con los trabajadores y trabajadoras del campo y de la ciudad, que tiene sus derechos amenazados por un sistema económico generador de desigualdades sociales, donde pocos detienen la mayor parte de las riquezas y la mayoría, cada vez más empobrecida, se juega en un valle de muerte.
Descarga el documento