Blog
Tenayuca 350 Sta. Cruz Atoyac, CDmx
Lunes a Viernes: 9am a 6pm Cerramos el fin de semana


(52) (55) 5688 6336

Busca en el sitio

Las 7 palabras con las que el Papa Francisco ha revolucionado la Iglesia

Aunque habla más con gestos que con palabras, al papa Francisco le han bastado 7 palabras para cambiar el paso de la Iglesia católica.
TERNURA. La ternura es la protagonista de su estilo, el ingrediente con el que suaviza sus gestos, y su estrategia para convertir el mundo en un lugar más humano.
"Y recuerde, fuerte, pero con ternura”. "Con ternura”.

SALIR. Su documento programático se llama "EVANGELII GAUDIUM” y es una apasionada invitación a todos los católicos a salir personalmente de la comodidad y proponer con audacia el mensaje cristiano.
"Espero lío. Que acá adentro va a haber lío, va a haber. Que acá en Río va a haber lío, va a haber. Pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera… Quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos. Las parroquias, los colegios, las instituciones son para salir; si no salen se convierten en una ONG, y la Iglesia no puede ser una ONG. ”.
DESCARTE. Denuncia que la crueldad de una sociedad "DESCARTA” a quienes no le sirven: los niños no esperados, los pobres, los enfermos, y también los ancianos.
"Le pregunté a una mujer: ´ y sus hijos, vienen a visitarla?’ ‘Sí, sí, siempre vienen’. -  ‘¿Cuándo vinieron la última vez?’ Recuerdo a la anciana que dijo ‘Bueno, en Navidad’. Estábamos en agosto. Ocho meses sin ser visitada por sus hijos. Ocho meses abandonada. Esto se llama pecado mortal. ¿Entendido?”.
PERIFERIAS. Ha cambiado la geopolítica. Su primer viaje fue a Lampedusa, la isla a la que llegan los emigrantes, para Italia. El primer país europeo que visitó, Albania. Y la primera gira que programa a América Latina es para visitar Bolivia, Paraguay y Ecuador
Sus nuevos cardenales proceden de Haití, Tonga o Burkina Fasso, países con poca o nula representación en el Vaticano.
Dice que para comprender la realidad hay que ir a las periferias, las periferias de las ciudades, las del mundo o las periferias existenciales.
LÁGRIMAS.  Francisco piensa que las lágrimas son la única respuesta válida al dolor de los demás. Es su modo de denunciar la globalización de la “indiferencia”.
"Los invito a que cada uno se pregunte: ¿yo aprendí a llorar? ¿A llorar cuando veo un niño con hambre, un niño drogado en la calle, un niño que no tiene casa, un niño abandonado, un niño abusado, un niño usado por la sociedad como esclavo? ¿O mi llanto es el llanto caprichoso de quien llora, porque querría algo más?”

MISERICORDIA. Francisco recuerda que a Dios le entusiasma la humanidad y que siempre perdona a quien se arrepiente. Por eso, invita a no cansarse de pedir perdón.
"Dios nos comprende, nos espera, no se cansa de perdonarnos si sabemos volver a Él con el corazón arrepentido".
"No olvidéis esto: el Señor no se cansa nunca de perdonarnos. Somos nosotros que nos cansamos de pedir perdón".
ALEGRÍA. El Papa propone un nuevo estilo de vida, basado en vivir con sencillez y bondad el día a día, que ha desatado a su alrededor una corriente de alegría.
"Testimoniar la alegría del encuentro con Jesús, porque he dicho que cada encuentro con Jesús cambia la vida y cada encuentro con Jesús nos llena de alegría, la alegría que viene de dentro. Así es el Señor”.
Lo que se percibe en cada encuentro multitudinario, y el signo distintivo del Papa venido del fin del mundo.