El presente trabajo quiere ayudarnos a profundizar más este misterio fundamental que es el servicio comunitario a través de la dimensión ministerial de nuestras comunidades. Este servicio es voluntario y gratuito, a contramano de las ideas dominantes en nuestra sociedad neoliberal, donde todo debe ser motivo de concentración de fuerza y de poder. Nuestras comunidades quieren asumir la propuesta de Pablo: “No hagan nada por espíritu de competición o por vanagloria. Al contrario, llevados por la humildad, consideren a los otros como superiores a ustedes mismos, no buscando cada uno su propio interés, sino el de los demás. Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús”. (F12, 3-4). “Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente” (Mt. 10,8)

Descarga los documentos completos