Más de veinticinco años han transcurrido desde que finalizara la Dictadura militar en Panamá, liderada violentamente por Omar Torrijos Herrera y finalizada trágicamente, con la invasión militar de Estados Unidos, con Manuel Antonio Noriega, actualmente, y desde hace dos años, recluido en el Centro Penitenciario El Renacer, pagando culpas por crímenes cometidos, después de haber estado encarcelado por años en Estados Unidos por trasiego de drogas y luego en Francia por lavado de dinero.